Trading de Largo Plazo

El trading a largo plazo, muchas veces también llamado trading posicional, es una
estrategia para operar que consiste en dejar abiertas una o varias operaciones por lapsos
de tiempo largos, que pueden ser de días, meses o, incluso, años.

A pesar de no ser la estrategia más usada o más popular, el trading de largo plazo, es la
opción preferida de muchos de los traders más experimentados, debido a que ofrece varias ventajas con respecto al trading intradía, aunque exige mayor conocimiento de las
dinámicas del mercado y de los múltiples factores que determinan los movimientos del
mismo.

Teniendo en cuenta que se trata de dinámicas diferentes a las del scalping o el trading
intradía, hay varios factores a tener en cuenta si se quiere operar a largo plazo.

  1. Tener amplio conocimiento del mercado. Se requiere estudiar a fondo los efectos de
    cada evento que pueda afectar el par que se vaya a operar.
    2. Con base en análisis juiciosos y concienzudos, establecer el Take profit y el Stop
    Loss. Estos son imprescindibles, teniendo en cuenta que no se puede tener un
    monitoreo permanente de las operaciones.
    3. No descuidar las operaciones.
    4. No arriesgar más del 10% del capital de trabajo en una sola operación. Esta es una
    “regla” no escrita de muchos traders.
    5. Usar apalancamiento bajo. Con esto se reducen los riesgos de pérdidas grandes.
    6. Estar informado de los eventos políticos, económicos, sociales e inclusive climáticos
    de los países origen de las divisas del par. Muchas veces, eventos imprevistos
    provocan movimientos inesperados que pueden afectar nuestra operación.
    7. Hacer los análisis de los gráficos en temporalidades más altas. Diario, Semanal o
    Mensual. Con frecuencia cada gráfico muestra una tendencia, a veces contrarias,
    que hay que analizar muy bien antes de establecer nuestra estrategia.
    8. Tener en cuenta el costo del Swap. Cuando vamos a tener abierta una operación
    por varios días, éste es un costo que no se puede dejar por fuera para calcular la
    rentabilidad de la operación.

Ventajas:

  1. Ahorro en los spread. Teniendo en cuenta que se hacen menos operaciones, se
    pagan menos spread.
  2. No requiere la dedicación permanente del trading intradía. Aunque no es
    conveniente desatender por completo las operaciones abiertas, no es tan
    demandante.
  3. Menos transacciones y tiempo de trabajo, pueden ofrecer igual o mayor rentabilidad.
  4. Es menos riesgoso, ya que el análisis está basado en datos más estables que los
    que se tienen en cuenta en el intradía.

Inconvenientes:

  1. Es difícil psicológicamente, mantener por largo tiempo una operación, sin tener la
    tentación de cerrarla.
    2. Existen riesgos de movimientos drásticos en la noche o cuando no se está
    monitoreando la operación.
    3. Aunque no es tan demandante como el trading intradía, no se pueden descuidar las
    pantallas por largos períodos.
    4. Se requiere un gran conocimiento del mercado y sus dinámicas.

El trading a largo plazo es una de las estrategias que se pueden usar cuando se opera con divisas. De cualquier manera, utilizando esta o cualquier otra estrategia, es necesario
manejar el capital con responsabilidad y seriedad. Nunca como un juego o una apuesta.
De esta manera será mucho más probable obtener las utilidades que busca cualquiera en
el mundo de forex.

Maria Fernanda Isaza

 

Maria Isaza
Business Development
misaza@tvmarkets.com