“Tres hombres viajan en auto por una calle de la ciudad durante la mañana, de repente el auto se detiene en el semáforo, cruzando la calle, frente al auto está una hermosa joven que logra captar la atención de los tres hombres, su belleza es algo particular ya que no lleva ropa puesta.

El hombre sentado a la derecha piensa lo agradable que sería estar con ella en otras circunstancias. Su mente viaja a pasadas y futuras fantasías de placeres sensuales.

El hombre sentado en el medio ve un ejemplo de moderna decadencia, no esta seguro de estar viendo a la joven de cerca, primero minifaldas, piensa él, luego bailarinas en top, y ahora también caminan desnudas por las calles y a plena luz del día! ¡alguien debe detener esto! él Piensa que enderezar al playboy de su derecha es un buen comienzo.

El conductor ve a la joven de la misma manera que sus compañeros, pero simplemente ve lo que está delante de sus ojos. Ya que su ego no es afectado, no la mira bien o mal; de repente un detalle salta a su vista, ninguno de sus compañeros lo había notado; ¡los ojos de la mujer están cerrados! El hombre se da cuenta de que la mujer está caminando dormida. Su respuesta es inmediata e incalculable; el hombre detiene el auto, se baja y camina hacia donde la mujer está, y pone su abrigo sobre los hombros de la mujer. La despierta de manera gentil y le explica lo sucedido, y le ofrece acercarla a casa” Gallwey, pp 41 – 42

¿A cuál de los tres eligió la chica?

Esta es una clara ilustración de lo que la mayoría de los traders entiende por precio de acción y oportunidad en el mercado:

1. El Egocéntrico = El trader codicioso = el hombre sentado a la derecha: El que se emociona al ver una oportunidad en el mercado basado en su análisis /EAs, y beneficios y ganancias que finalmente son solo fantasías acerca de oportunidades y potencial de ganancias.

2. El cobarde = el trader sin confianza en si mismo = el del medio: constantemente analiza lo que cree que está mal en el o en su sistema trading, e incluso que está mal en las oportunidades que ve en el mercado. Así, se convierte en un incrédulo a cerca del potencial de ganancias en el mercado. Y luego de esto, perderá constantemente las oportunidades de adquirir las ganancias disponibles en el mercado.

3. Finalmente, libre de emoción y sin idea preconcebida, el seguro = el trader a quien no le importa su ego = el conductor del auto: simplemente se ve en el mercado por lo que es y disfruta haciendo lo que es razonable, opera de manera libre y segura, independientemente del resultado.

Frank ThermitusFRANK THERMITUS
Ejecutivo de Ventas

fthermitus@tradeviewforex.com