Explorando una de las monedas más volátiles del mundo

Mientras Argentina trabaja fuertemente para seguir avanzando en las rondas de la FIFA dentro de las dos semanas siguientes, creo que es necesario discutir acerca de una moneda importante cuyos altibajos han marcado a los Argentinos desde el año 2002. Como alguien que ha viajado a Argentina y ha experimentado sus problemas de primera mano, aún no he logrado entender cómo es que durante 12 años los argentinos no han entendido el verdadero valor que tiene su dinero.

En 2002 Argentina estuvo en riesgo de incumplir por segunda vez con su deuda, fuera de eso, se encontraba en el peor estado fiscal de la historia nacional. Para preservar el valor de un peso que iba en caída libre, Cristina Fernández de Kirchner quien era en ese momento la presidente de Argentina, promulgó una ley de emergencia que virtualmente hacía imposible un intercambio del peso argentino por dólares americanos (McClure). La idea era que la ley detuviera el flujo y mantuviera la fuga de dinero por fuera de Argentina. Entonces esta ley de alguna manera era efectiva a la hora de detener la salida del dinero de Argentina, sin embargo los argentinos que tenían pesos se quedaron estancados con ellos y su valor neto está atado al precio que el gobierno les quiera dar.

Esta incertidumbre respecto al valor de su dinero y la desconfianza del gobierno han creado una enorme demanda para los argentinos con pesos a cambiar por dólares americanos y euros… ambos considerados por mucho, las monedas más estables. Como resultado, un inmenso intercambio de divisas clandestino y un sistema de banca informal se ha venido desarrollando en las calles de las principales ciudades argentinas. Algunos lo llaman el mercado negro, en Argentina lo llaman el “mercado azul”. Durante los últimos 5 años más de “US$80 billones han sido retirados de las cuentas de ahorros y cerca de US$160 billones de efectivo de los cuales se estima que pueden estar flotando alrededor del país. (McClure).

Entrar al “Mercado Azul”

Como turista usted puede ir a Buenos Aires y en el aeropuerto usted puede ir a un contador de conversión de moneda. Le darán algo así como 6 pesos por dólar americano. Esta es la tasa controlada por el gobierno. El gobierno posee control total sobre ella y se ajusta en el combate contra la inflación dentro de un país. Luego de dejar el aeropuerto, será cuestión de minutos antes de que lo note, habrá vendedores y representantes del mercado azul por todas partes, vestidos profesionalmente, hombres y mujeres ofreciéndole 30 y hasta 50 % más de lo que le ofrecieron dentro del aeropuerto por el mismo dólar. En cambio de ofrecerle 6 pesos, le dirán que usted puede ganar entre 9 y 11 pesos. Los argentinos están tan desesperados por deshacerse de su propio dinero que necesitarán tener un éxito del 30 – 50% para obtener dólares. Esta es tratada casi como una transacción comercial realizada en una plaza y es ampliamente conocida en todo el país, a pesar de que técnicamente no está permitida por el gobierno. Las tasas del “mercado azul” ¡son incluso publicadas en periódicos locales! (Solomon).

Por qué es un problema?

Si los argentinos no tienen fe en el valor de su propia moneda, los países extranjeros tampoco lo harán. Desde 2002 Argentina ha atravesado un tiempo difícil promocionando a países extranjeros que inviertan en sus economías locales. Además los argentinos mueven lentamente el dinero fuera de Argentina lo cual reduce las inversiones en la economía local de Argentina mientras la ciudad trata de recuperarse de la crisis y las deudas, la inversión interna es necesaria para la recuperación.

¿Cómo lo arreglamos?

La respuesta a esta pregunta es simple: No podemos. No depende de nosotros. Depende de que el gobierno argentino mitigue sus leyes en materia de control de divisas. Esperemos que a través de la legislación, el liderazgo del gobierno, junto con los líderes del sector bancario pueda unirse para inculcar la fe de nuevo en el sistema monetario argentino. Entonces los argentinos podrán empezar a poner los 160 mil millones de dólares en efectivo que flotan alrededor del país de nuevo en el sistema bancario y estabilizar el tipo de cambio. Hasta entonces, el peso argentino se considerará un NDF (Non-Deliverable Forward) en términos de comercio, y seguirá siendo una de las monedas más volátiles del mundo.

Fuentes:

McClure, Grace. “El cómo y el porqué del mercado negro de la moneda de Argentina”. Fightfox.com 20 Oct 2013. Web 19 Jun 2014 “https://flightfox.com/tradecraft/argentina-black-market

Solomon, Jesse. “La crisis de la moneda en Argentina no es una broma” CNNMoney 17 Mar 2014 Web 19 Jun 2014 “http://buzz.money.cnn.com/2014/03/17/argentina-currency-crisis/

Mike Murphy
MIKE MURPHY
Director de Operaciones América Latina

mmurphy@tradeviewforex.com