Carry Trade, Estrategia Para Obtener Beneficios

El carry trade es una estrategia basada en el endeudamiento de una divisa con bajas tasas de interés para invertir en divisas con altos tasas de interés, haciendo uso del apalancamiento. Las tasas de interés son determinados por los Bancos Centrales, por lo que la estrategia dependerá en todo momento de la tasa de interés establecida.

De esta manera podremos conseguir beneficios aprovechando el diferencial de las tasas de interés de las divisas que compongan el par elegido para realizar carry trade. Las tasas de interés es uno de los factores principales que afectan la cotización de las divisas ya que por definición es el rendimiento que se otorga a los inversionistas para invertir en el país, que mientras mayor sea, mas flujo de capital atrae y puede impulsar la apreciación de una divisa.

¿Cómo realizar carry trade?

Para realizar la estrategia de carry trade primero debemos escoger un par de divisas en el que la divisa base, la primera del par, tenga una tasa de interés alta. La divisa cotizada, la segunda del par, deberá tener una tasa de interés baja. Los pares con los que deseemos hacer carry trade deben estar formados de esta manera ya que la divisa base es la divisa que compramos en el par y la divisa cotizada es la que vendemos en el par. Dicho de otra manera, tomaremos una posición corta en la divisa de interés bajo (nos endeudamos a una tasa de interés baja), y tomamos una posición larga (invertiremos) en la divisa base, con mayor tasa de interés.

Esta estrategia ha sido muy utilizada durante años atrás, cuando los tipos de interés establecidos por el BoJ eran muy bajos, cercanos al 1% o por debajo (El Yen ha sido tradicionalmente la divisa más utilizada para realizar carry trade), y los de Nueza Zelanda, por ejemplo, eran cercanos al 8%. Con este diferencial de tipos de interés y haciendo uso del apalancamiento podíamos haber obtenido grandes beneficios.

El carry trade ha sido menos rentable durante estos últimos años ya que la mayoría de los Bancos Centrales han reducido los tipos de interés ante la situación económica actual reduciéndose así los diferenciales entre tipos de interés.

Ejemplo:

Vamos a utilizar el USD/MXN que es uno de los pares que presenta un fuerte diferencial de tasas actualmente ya que el Banco de México ha establecido un tipo de interés del 7%, mientras que el tipo de interés establecido por la FED en Estados Unidos es del 1.25%.

La dinámica consiste en mantener una posición larga en el par con mayor tasa de interés, vendiendo dólares y comprando pesos mexicanos con lo que al final del año recibiremos un 5.75% de ganancias (7% – 1.25%) si las tasas no varían. Sin embargo, para realizar esta estrategia de manera rentable deberemos de disponer de suficiente capital en la cuenta para que la posición no sea cerrada por el margen.

Hay que señalar que el beneficio resultante de la estrategia de carry trade es independiente de la pérdida o ganancia que haya provocado la posición en el par.

Jesus Gomez

 

Jesus Gomez
Business Development Manager – Tradeview
jgomez@tvmarkets.com